La elección de una buena red comercial es clave para que nuestro proyecto exportador funcione. Es por ello que recomendamos a nuestros clientes que le dediquen el tiempo y esfuerzo necesarios. Hacer una buena selección será crucial para poder contar con los mejores candidatos posibles.

Antes de empezar con la selección de agentes, aconsejamos dedicar algún tiempo a redactar un documento donde reflejemos la lista de actividades o productos complementarios de los nuestros para poder buscar los perfiles más adecuados y orientados a la visita comercial que más nos convenga.

 

¿Cuáles son las fuentes de información disponibles?

Hacemos relación de las fuentes más habituales, por orden de ratio de éxito:

– Ferias internacionales del sector: A través del listado de expositores de  las ferias podemos encontrar empresas fabricantes de productos complementarios o prestatarios de servicios complementarios a los nuestros. Y a través de ellas llegar a encontrar las redes comerciales que tienen en cada uno de los mercados de nuestro interés.

– Redes sociales profesionales: tales que Linked In, Viadeo (fuerte presencia en Francia) o Xing (fuerte presencia en Alemania) a través de las cuales conseguir una red de contactos (networking) profesional de nuestro sector. Además de servirnos de ellas para localizar a los agentes comerciales más pertinentes, las podemos hacer servir para realizar acciones publicitarias y para posicionarnos como expertos o especialistas,  a través de contenidos de interés y de otras publicaciones. Ayudan a fidelizar a nuestra clientela.

– Compra de bases de datos: existen empresas que se dedican a la venta de bases de datos de agentes comerciales, repertoriados por sector o actividad. La pega más destacada es que en la mayoría de casos estas bases no están actualizadas o puestas al día. Y nos podemos encontrar con agentse ya jubilados, o que han cambiado de actividad o que actualmente sean comerciales propios de una empresa, en lugar de agetes multicartera.

– Estudio de la competencia: seguir a nuestros competidores nos ayuda en un doble sentido. Sabemos qué agentes cuentan ya con una cartera concurrente de la nuestra y que, por tanto, debemos descartar, además de darnos una idea de los agentes que en el pasado trabajaron para ella y que por tanto, son agentes cualificados con amplio conocimiento de nuestro producto/servicio y sector.

– Las federaciones o colegios de agentes comerciales: nos permiten poner anuncios que son difundidos entre sus asociados para la captación de perfiles adecuados. Acostumbran a tener baja respuesta.

– La búsqueda libre en Google: si buscamos las redes comerciales de las empresas de nuestra actividad conseguiremos el listado de las empresas que en algún apartado de sus web plasman sus redes comerciales internacionales, proporcionándonos así de una información muy completa.